Mario De Gasperín Gasperín

Excelentísimo y Reverendísimo Señor Obispo de  Querétaro  (1989 – 2011)

 

Mons. Mario De Gasperín Gasperín, VIII Obispo de Querétaro, nació en Córdoba, Ver., el 18 de enero de 1935. Fue el segundo de los ocho hijos que procrearon el matrimonio don Modesto De Gasperín Gris y doña Margarita Gasperín Castelán.

Recibió el Bautismo de manos del Sr. Cura D. Ignacio Leonor Arroyo, quien después fuera el Primer Obispo de Tuxpan y le entregara al propio Don Mario, el báculo como segundo obispo de esa Diócesis, el 4 de agosto de 1983.

Fue confirmado, por el entonces Obispo de Veracruz, San Rafael Guízar y Valencia.

Desde niño escuchó el llamado de Jesús para descubrir su vocación. Hizo en el seminario de Xalapa sus estudios de humanidades y filosofía. Fue enviado a Roma para estudiar la teología en la Universidad Gregoriana y la Sagrada Escritura en el Instituto Bíblico.

La ordenación sacerdotal la recibió el 30 de octubre de 1960 en la capilla del Colegio Pío Latinoamericano en Roma.

De regreso a su Diócesis, ejerció por más de dos décadas el magisterio en el Seminario Mayor de Xalapa. Fue párroco de San Antonio de Padua y de la Parroquia de San José.

El Venerable Juan Pablo II lo nombró Obispo de la Diócesis de Tuxpan el 5 de junio de 1983 y recibió la Ordenación Episcopal el 4 de agosto de ese mismo año. El 28 de marzo, el Papa Juan Pablo II, lo eligió VIII Obispo de Querétaro, donde tomó posesión el 5 de mayo de ese mismo año.

Desde su llegada a la Ciudad Episcopal de Querétaro, ha prestado su servicio y desarrollado su trabajo pastoral, de gobierno y de santificación en colaboración con sus sacerdotes, considerando a los religiosos y consagradas, contando además con numerosos laicos comprometidos de las comunidades de la Diócesis del estado de Querétaro y Guanajuato procurando hacer de cada parroquia casa y escuela de santidad, fuentes donde los fieles puedan encontrar todo lo necesario para su salvación. En su gobierno ha erigido 40 nuevas parroquias.

“Donde está el obispo está la Iglesia”. La presencia del señor obispo entre los fieles ha sido constante, ciudades, pueblos y pequeñas comunidades visitadas con motivo de las fiestas patronales. Así como encuentros diocesanos, retiros, celebraciones, conferencias, reuniones, bendiciones. Siempre atento a la vida de las personas, en especial de los más pobres, de los niños, de los ancianos, de los migrantes y de las familias.

Desde el Seminario, corazón de Iglesia local, han surgido 148 sacerdotes, ordenados por Don Mario.

Como obispo ha bendecido año tras año la partida de los miles de peregrinos y peregrinas al Tepeyac, les ha encontrado y animado en el largo caminar y les ha recibido y presidido ante la bendita imagen guadalupana.

Ha procurado la formación del presbiterio, de los catequistas y de los laicos en general, con 11 cartas pastorales, directrices para los sacramentos y numerosos escritos.

En su afán de apoyar la presencia de la Iglesia en el mundo de la cultura y de los profesionistas, ha impulsado la Universidad Católica. Recibió en esta Diócesis al Secretario del Estado Vaticano Card. Tarcisio Bertone, sdb., quien participó en un encuentro con el mundo de la cultura.

La proclamación solemne de la Basílica de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano es muestra de su gran amor mariano. Y la apertura del templo Expiatorio de Carmelitas y del Santuario de la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo son muestra de su amor eucarístico.

Abrió el Santuario de la Vida en el centro de la Ciudad Episcopal, donde nos enseña su profunda convicción sobre el matrimonio, la familia y la vida.

Rehabilitó el Hospital del Sagrado Corazón para atención a los enfermos.

Con 21 Asambleas Diocesanas de Pastoral y en la tercera etapa del Plan Diocesano, el gobierno de Don Mario De Gasperín, tiene una gran proyección hacia el futuro como Iglesia particular.

El 8 de agosto de 2008 celebramos sus XXV años como Obispo en el estadio Corregidora. El 30 octubre de 2010 celebraremos sus 50 años de sacerdocio en la Basílica de Nuestra Señora de los Dolores de Soriano.

Una vida consagrada al servicio de Dios y de su Iglesia.

Dirección:
Hidalgo Nº 12 - Centro
Apartado Postal N° 970
76000 Querétaro, Qro. México.
Tel. (442) 212-02-38