banner ad

Carta de Consagración por el Amor de Dios en todo el Mundo

A los hermanos presbíteros, a los miembros de la Vida Consagrada,
a los fieles laicos, hermanos y hermanas todos en el Señor:
 

Les saludo a todos en el Señor Jesucristo, deseando que “el amor que el Padre nos ha tenido para llamarnos hijos suyos” (cf. 1 Jn 3, 1), les impulse a vivir una vida plena y entregada al servicio de la construcción del Reino de Dios, de manera que sean muchos quienes experimenten en su vida la alegría de sentirse hijos amados en el Hijo.

El amor de Dios (1 Jn 4, 16) es una realidad que fundamenta la existencia y consolida la persona, al grado de llevarla a la plenitud, por ello, buscando sumar esfuerzos de conjunto y en perfecta sintonía con los proyectos de la Misión Continental Permanente y con nuestro Plan Diocesano de Pastoral, presento a todos ustedes el proyecto de la “Misión por el amor de Dios en todo el mundo”; dicho proyecto es una iniciativa que nace de la preocupación de que todos renueven en su vida su compromiso de consagración y pertenencia a Dios, sumergidos en el corazón traspasado de su Hijo Jesucristo y del Inmaculado Corazón de María. Es un proyecto que abona a nuestro Plan Diocesano de Pastoral y que lo impulsa de manera importante.

Esta misión tiene como base cuatro piedras angulares que sustentan todo el proyecto: 1. La consagración; 2. El cambio personal; 3. La oración de corazón; y 4. Las buenas obras. Buscando alcanzar el objetivo en nuestra Diócesis, les pido que nos preparemos para hacer la Consagración de nuestra comunidad diocesana el próximo 25 de Agosto de 2012 en la Santa Iglesia Catedral, en una Santa Misa que Dios mediante presidiré a las 19:00 horas; les exhorto a que cada parroquia se una a esta consagración el 26 de Agosto de 2012, durante las misas dominicales, lo cual exige una concientización y una adecuada preparación, para ello el equipo coordinador de la Misión, como un apoyo espiritual para la Misión Continental Permanente, nos proporcionará los materiales necesarios (misales, cuadríptico de oraciones y un folleto con cápsulas espirituales). Les pido que implementen a través de sus grupos apostólicos las catequesis y oraciones por la paz, como una preparación para la consagración; también sugieran a las familias consagrar su propia familia de manera puntual y permanente.

Auguro que esta experiencia sea un verdadero oasis espiritual del cual podamos beber abundantes gracias en bien de nuestras comunidades cristianas, les bendigo.

Fraternalmente en Cristo y con María.

Ciudad Episcopal de Santiago de Querétaro, a 23 de julio de 2012.

† Faustino Armendáriz Jiménez
IX Obispo de Querétaro
Pbro. Lic. Israel Arvizu Espino
Vicecanciller